Tratamiento de la hiperuricemia

La hiperuricemia es el principal factor de riesgo de gota, aunque la mayoría de los pacientes que la presentan son asintomáticos y no la desarrollan. Se habla de hiperuricemia crónica cuando se alcanzan niveles mantenidos de urato >6,8 mg/dl, nivel fisiológico de saturación del urato monosódico.

El tratamiento de las comorbilidades y de los factores de riesgo puede afectar al control de la hiperuricemia. Destacar medidas no farmacológicas tales como pérdida de peso en caso de obesidad, dieta pobre en purinas y reducción de consumo de alcohol. Se debe tener en cuenta también el efecto en la uricemia de otros fármacos, entre los que destacan los diuréticos (sobre todo las tiazidas y los diuréticos de asa) y los salicilatos a dosis bajas.

Las causas de niveles altos de ácido úrico (hiperuricemia) pueden ser primarias (altos niveles de purinas) y secundarias (alguna otra enfermedad). Algunas veces, el cuerpo produce más ácido úrico del que puede excretar.

Las causas de niveles altos de ácido úrico incluyen:

  • Hiperuricemia primaria
    • Aumento en la producción de ácido úrico por la degradación de purinas
    • Los niveles aumentan porque los riñones no pueden eliminar eficientemente el ácido úrico de la sangre
  • Hiperuricemia secundaria
    • Muerte celular por ciertos cánceres o agentes quimioterapéuticos. Esto por lo general se debe a la quimioterapia, pero los niveles altos de ácido úrico pueden aparecer antes de iniciar la quimioterapia.
    • Después de la quimioterapia, por lo general se produce una rápida destrucción celular y puede aparecer el síndrome de lisis tumoral. El riesgo de adquirir este síndrome es mayor en pacientes que reciben quimioterapia por leucemia, linfoma o mieloma múltiple, si la enfermedad está muy avanzada.
    • Enfermedad renal: esto sucede cuando el riñón no es capaz de eliminar el ácido úrico del sistema, causando así hiperuricemia.
    • Medicamentos: pueden causar niveles altos de ácido úrico en la sangre
    • Condiciones endocrinológicas o metabólicas: ciertas formas de diabetes o acidosis pueden causar hiperuricemia
    • Los niveles elevados de ácido úrico pueden producir problemas renales. Algunas personas pueden vivir muchos años con niveles elevados de ácido úrico y sin desarrollar gota o artritis gotosa (artritis significa «inflamación en las articulaciones»). Sólo cerca del 20% de las personas con niveles altos de ácido úrico desarrollan gota y algunas personas con gota no tienen niveles muy elevados de ácido úrico en la sangre.

Descargar “Tratamiento hiperuricemia”

Tratamiento-de-hiperuricemia-1.pdf – Descargado 1593 veces – 280 KB

Estas y otras herramientas, directos, materiales y recursos (además de una estupenda comunidad) encontrarás en #Experty, la plataforma donde se actualizan las y los profesionales de la salud, nutrición, medicina, enfermería, etc.; para estar al día.

También en nuestro Curso de Experto en Obesidad.