Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una afección que se produce cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas para satisfacer las necesidades del cuerpo. Estas hormonas son vitales para regular el metabolismo, el crecimiento y la función de los órganos del cuerpo.

La falta de estas hormonas puede llevar a una variedad de síntomas, que incluyen fatiga, aumento de peso, sensibilidad al frío, piel seca, estreñimiento y cambios en la menstruación en las mujeres. Diagnosticar el hipotiroidismo generalmente implica pruebas de laboratorio para medir los niveles de hormonas tiroideas en la sangre, especialmente la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y la hormona tiroidea T4.

Las estrategias dietéticas son importantes para manejar el hipotiroidismo, ya que ciertos alimentos pueden interferir con la absorción de yodo o tener un efecto inflamatorio en el cuerpo, empeorando los síntomas de la enfermedad.

Por otro lado, hay evidencia científica que sugiere que aumentar o reducir ciertos grupos alimentarios puede mejorar el desarrollo de la enfermedad, los síntomas y los parámetros analíticos, así como también la calidad de vida del paciente. Por ejemplo, se ha observado que los goitrógenos crudos, como la coliflor, col, brócoli y batata, pueden alterar la absorción de yodo, lo que puede empeorar el hipotiroidismo. Del mismo modo, el exceso de té verde, edulcorantes y alimentos procesados puede contribuir a la inflamación y agravar los síntomas.

Por otro lado, se ha encontrado que ciertos alimentos y nutrientes pueden ser beneficiosos para las personas con hipotiroidismo. Por ejemplo, los pescados azules y el aceite de lino son ricos en omega 3, que pueden tener propiedades antiinflamatorias y beneficiar la función tiroidea. Los lácteos, huevos y nueces de Brasil son fuentes de nutrientes importantes como el selenio, que es crucial para la salud de la tiroides.

Además, el consumo de sal yodada puede ayudar a garantizar un aporte adecuado de yodo, especialmente importante en personas con hipotiroidismo. Es importante destacar que estas recomendaciones dietéticas deben ser personalizadas y supervisadas por un profesional de la salud, ya que las necesidades nutricionales pueden variar según el individuo y su condición específica.

Hola, . Lo sentimos, no puedes visualizar este contenido de la plataforma Experty ya que para acceder a ello debes tener una suscripción. Si no eres Experty puedes suscribirte desde 20€/mes. Revisa las preguntas frecuentes y las condiciones de contratación si tienes cualquier duda.

Si tienes cualquier duda con el uso de esta herramienta, te espero en la red social para comentarla contigo y con las demás compañeras.

Y, por supuesto, si te gustaría aportar o proponer alguna de tus inquietudes específicas con este tipo de paciente y cliente, no dudes en hacerlo. Recuerda que puedes cortar la herramienta con este tutorial que te dejamos.

Contacta con soporte para cualquier problema técnico.